Abrir una puerta con carnet o radiografía ¿Se puede? 1

La habilidad de abrir una puerta sin llave ha sido, a lo largo de los años, un recurso popular en las películas de acción y en la vida real, aunque no siempre con intenciones nobles. Hoy nos adentramos en la veracidad de estos métodos y si realmente se pueden aplicar en situaciones de emergencia, como cuando olvidamos las llaves dentro de nuestra casa.

Apertura con radiografía

Si alguna vez te has preguntado si es posible abrir una puerta con una radiografía, la respuesta es que sí, aunque con ciertas condiciones. En primer lugar, este método solo funciona en puertas que se han cerrado accidentalmente y cuya cerradura no ha sido activada con varias vueltas de cierre. La radiografía es útil cuando el pestillo no queda firmemente alojado en su respectivo hueco.

El material de las radiografías antiguas, principalmente láminas de poliéster, es ideal para esta tarea. Sin embargo, la producción de este material se ha vuelto costosa y contaminante, y ahora es más común que se entreguen los resultados de rayos X en papel. Afortunadamente, se pueden usar láminas de acetato o plásticos similares que se venden en papelerías como alternativa.

La técnica consiste en introducir la radiografía o plástico entre la rendija superior de la cerradura, entre el marco y la puerta, y deslizarla hacia abajo hasta que tropiece con el resbalón de la cerradura. Al hundirse en el mecanismo, la puerta se abrirá, como si hubiéramos usado una llave. Es importante no forzar la puerta ni usar herramientas adicionales, ya que esto podría dañar la puerta o la cerradura.

Apertura con carnet

Si no tenemos una radiografía a mano, un carnet o tarjeta puede ser útil en situaciones de emergencia. Sin embargo, hay que tener en cuenta que estos elementos suelen ser más gruesos y menos flexibles que las radiografías y, por lo tanto, pueden encontrarse con obstáculos, como tornillos, en su camino hacia el resbalón de la cerradura.

Es más útil emplear tarjetas de plástico delgadas que carnets, ya que suelen ser más flexibles y maniobrables. Al igual que con la radiografía, la tarjeta se debe introducir en la parte superior de la cerradura, entre el marco y la puerta, y deslizarse hacia abajo hasta que active el resbalón de la cerradura.

Consideraciones de seguridad

Si bien estos métodos pueden ser útiles en situaciones de emergencia, es importante resaltar que solo son efectivos en puertas antiguas o de baja seguridad. Las puertas modernas con sistemas de seguridad avanzados no pueden ser abiertas de esta manera.

Además, es fundamental recordar que la apertura de puertas sin la debida autorización es un delito. Por lo tanto, estos métodos solo deben ser utilizados en situaciones legítimas y bajo la responsabilidad del propietario de la puerta.

Abrir una puerta con una tarjeta, carnet o radiografía es posible, pero solo bajo ciertas condiciones y siempre que se haga de manera responsable y legal. Si te encuentras en una situación de emergencia y no puedes acceder a tu hogar, estos métodos pueden ser útiles. Sin embargo, recuerda que siempre es mejor contar con una copia de la llave o pedir ayuda a cerrajeros Alicante ¡Estamos seguros de que contactarás con los mejores cerrajeros de la provincia!

Call Now Button